Son muchas las veces que leyendo artículos o análisis sobre videojuegos, veo expresiones como “la parte mala es que no está traducido” o “si estuviera en español se llevaría un 10”. En general, ese argumento se sopesa en el lado negativo de la balanza a la hora de hacer la valoración final o poner la nota al título en cuestión.

Juegos excelentes y de 10 como Persona 3, 4 y 5, The World Ends With You, la saga Danganronpa e incluso grandes títulos de culto como Okami han sido infravlorados por no haber sido traducidos a nuestro idioma. Esta es una de las costumbres que yo considero más perjudiciales en la prensa de videojuegos, y si os traigo este texto en vez de lo que he hecho hasta ahora es para presentaros mi opinión y desahogarme un poco aunque sea (jeje). Dicho esto, empecemos.

Infravalorar un videojuego por no estar traducido a tu idioma está MAL. Puede no gustarte, puedes querer que lo traduzcan e incluso puedes no comprarlo si no quieres, pero no puedes decir que es de menos calidad porque no llegue traducido. Esto es así porque el juego no cambia en absolutamente nada al traducirlo más allá del idioma en el que está. Esto que acabo de decir puede parecer una obviedad, pero me refiero a que cuando haces una valoración estás hablando de la calidad de un producto, y no creo que eso dependa del idioma en el que esté escrito.

520x293bb
The World Ends With You

Es importante pensar que los desarrolladores, y en general las compañías que crean videojuegos, no dejan de traducirlos porque no quieran. No hay que perder de vista que a pesar de todo el amor que alguien pueda poner en el videojuego que ha creado, su objetivo (en la gran mayoría de los casos) va a ser ganar dinero con él. Si por ellos fuera, lo traducirían a todos los idiomas posibles, pues esto significaría que podría llegar a más potenciales clientes y podrían vender muchas más copias, además de dar a conocer su obra a un público mayor. El problema es que traducir un juego cuesta dinero (y ya no hablemos de doblar voces, porque si no ya el precio se dispara), y muchas veces a las compañías no les sale a cuenta hacer ese tipo de inversiones.

Por poner un ejemplo: un gran número de JRPGs nos llegan únicamente en japonés y en inglés. Esto es porque este género es se está volviendo, cada vez más, un género de nicho (los fans suelen consumir este tipo de videojuegos, pero es complicado que alguien que no está acostumbrado a jugarlos empiece a comprarlos), lo que hace que vayan dirigidos a un público muy concreto y no sea rentable (por cuestiones púramente económicas) traducirlos.

Lo que se consigue penalizando a videojuegos sin traducir por esta razón es que menos personas los compren (ya sean clientes habituales del género o aventureros que quieren probar suerte con un nuevo título, pero siempre compradores inocentes). Si esto pasa y las ventas acaban descendiendo lo suficiente, el resultado acaba siendo que a las compañías les sale cada vez menos rentable editar su juego a escala mundial. Como consecuencia, pasarían a distribuirlo en un territorio más pequeño y de confianza o, en el peor de los casos, no podrían seguir desarrollando juegos y tendrían que cerrar para siempre.

¿Quiero decir con esto que los análisis pasen por alto este hecho? No, en absoluto. Es importante que un artículo sobre un videojuego nos ofrezca la información suficiente para saber si nos interesa comprarlo (no hay que olvidar que los videojuegos son caros, y llevarse un chasco con un producto que no era lo que esperabas sabe muy mal). Además, sabiendo que mucha gente se ve limitada por el idioma o que simplemente considera este hecho un factor decisivo, es obligatorio dejarlo claro. Lo que yo estoy criticando y contra lo que cargo en este texto es su infravaloración y penalización.

Imagen relacionada
Kingdom Hearts: Drem Drop Distance

Hay que ser abiertos de mente e intentar jugarlos antes de decir “no me voy a enterar de nada” y cosas por el estilo. Por suerte, no suelen utilizar un vocabulario muy complejo (y si no, siempre puedes pausar la partida y tirar de diccionario o de traductor). Yo he aprendido mucho inglés jugando a videojuegos y es un método muy interesante para los que nos cuestan los idiomas. Además, es importante destacar la cantidad de obras maestras que puedes no llegar a jugar si solo quieres comprar videojuegos en tu idioma.

En definitiva, no hay que confundir los errores con los hechos. Errores como Bugs, fallos de cámara o un mal desarrollo de personajes (entre otros) pueden bajar la nota a un videojuego, pero un hecho como que sólo venga en inglés, no debería hacerlo. Entiendo que haya gente a la que no le parezca bien porque esto no le permite disfrutar de un título en toda su plenitud, pero nunca es tarde para aprender y, como he dicho antes, los videojuegos son una manera muy amena de acercarnos a este idioma.

Aprovechando que este es un tema de candente debate, os animo a dar vuestra opinión en los comentarios. Así mismo, si tenéis alguna sugerencia sobre temas de los que puedo hablar, estaré encantado de leerla.

 

¡Sed felices!

danganronpa
Dangandonpa: Trigger Happy Havoc
Anuncios

2 comentarios sobre “VIDEOJUEGOS SIN TRADUCIR, LOS ETERNOS CASTIGADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s