Dios, cómo echaba esto de menos.

Recuerdo que en mi primer post dije que unos de los motivos por los que me hacía el blog era para entrenar mi constancia, y aunque muchas veces me apetece ponerme a teclear, este cuatrimestre está siendo un infierno que no me deja tiempo libre. Estoy deseando acabar para poder respirar tranquilo y poder pasarme por aquí de una manera más regular. Ya solo me quedan unas 3 semanas, así que supongo que a partir de la próxima publicación que haga este blog se animará un poquillo (¡Qué ganas!).

Dicho esto, (perdón por el off-topic, pero sentía que tenía que solarlo) hoy os traigo algo un poco diferente. En un principio pensé en explicar lo que no me gusta de la saga Pokémon, pero tras darle algunas vueltas, la idea terminó por no convencerme. Creo que hacer eso sería no darle el reconocimiento que se merece a una de las franquicias que más me ha gustado durante mi vida y a la que más horas le he dedicado. Además, volviendo a mi primer post, también dije que me gustaría no hacer textos hablando sobre cosas que no me gusten, porque prefiero ignorarlas y dedicar ese tiempo a alabar algo que crea realmente importante mencionar o recomendar. Por ese motivo finalmente he decido hacer una especie de repaso a la saga. Esto no va a ser un análisis ni mucho menos, simplemente un ensayo exponiendo mis pensamientos sobre una de las sagas más queridas en el mundo de los videojuegos.

Antes de arrancar he de decir que desde pequeño me ha gustado mucho todo el universo Pokémon y, evidentemente, eso incluye los videojuegos. He jugado bastante a las tres primeras generaciones, y a la cuarta jugué hace relativamente poco gracias a que me encontré un cartucho del Pokémon Perla tirado en la calle. De las siguientes me he descolgado un poco, ya sea por falta de tiempo o de ganas, pero igualmente he intentado mantenerme al día y seguir en el mundillo, ya sea a través de foros, videos, o simplemente leyendo en Internet. Con esto pretendo demostrar que no es la voz de la ignorancia la que habla (al menos no la de la ignorancia completa) y que aunque durante este post pueda ser algo duro, le tengo mucho cariño a la saga. Bien, después de esta introducción eterna, empecemos:

e7bec03c-c47c-4901-a261-02ad76ce5449
Prueba multimedia de que mi yo del pasado vivía por y para los Pokémon.

Pokémon nació por el intento de simplificar al máximo posible las bases del RPG con el objetivo de acercarlo al público de más corta edad o a los jugadores menos experimentados (hay que recordar que entonces, en los TURBIOS AÑOS 90, la oferta de títulos era mucho más escasa y este género se caracterizaba por su compleja jugabilidad y su escasa acesibilidad). Esa idea fue brillante. Funcionó perfectamente y dio como resultado varias generaciones de pokefans. Además de los juegos, al poco tiempo llegaron la serie de dibujos, juguetes y toda clase de merchandising que ayudó a que la infancia de tantas personas se viese marcada por los monstruos de bolsillo.

Para conseguir esto, GameFreak optó por simplificar dos conceptos clave del género:

    • HISTORIA: Las épicas y complejas narrativas típicas de los RPG se vieron reducidas a algo secundario, una simple excusa para hacer lo realmente importante: vivir tu aventura cazando Pokémon.
  • SISTEMA DE COMBATE: Para empezar, pasaron de combates en los que controlamos a varios personajes simultáneamente (donde cada uno se especializa en ciertas acciones) y nos enfrentamos a hordas más o menos numerosas de enemigos, a combates uno contra uno (o como mucho de dos contra dos algunas generaciones después). También simplificaron todo el tema de los stats, haciéndolos más visuales y fáciles de comprender.
Imagen relacionada
El sistema de combate es el aspecto que más cambios tuvo respecto a la fórmula del RPG clásico.

Sin embargo, también hay algunas cosas que creo que la buena gente de GameFreak no ha sabido gestionar tan bien: Los niños que en su día nos criamos con las primeras generaciones de Pokémon (en mi caso, la segunda♥) ya hemos crecido, y aunque la mayoría podamos volver eventualmente a la saga, se trata más del factor nostalgia o mera curiosidad que de verdadero interés. Estoy seguro de que Pokémon habría mantenido mejor a su público inicial si hubiesen ido madurando la fórmula de su juegos a la vez que lo hacían sus jugadores.

Puedo entender que esta decisión se deba a querer captar nuevo público joven con cada nueva entrega, y de hecho me parece muy bien (no hay cosa que me haga más ilusión que ver a niños por la calle discutiendo sobre qué Pokémon es mejor). Pero también creo que una cosa no tiene por qué comprometer a la otra. Nintendo es especialista en hacer juegos para todas las edades y que puedan disfrutar tanto niños como adultos. De hecho, con Switch están potenciando este aspecto como nunca antes se había hecho. En juegos como Zelda: Breath of the Wild o Mario Odissey, ver los créditos del juego es realmente fácil, y seguro que muchos se darán por satisfechos con eso, pero lo cierto es que para los que les haya gustado mucho el título y tengan ganas de más, la cosa no habrá hecho más que empezar.

Resultado de imagen de pokemon retro
Una imagen bastante chula que encontré por Internet.

En mi opinión, lo que más necesita Pokémon es algo parecido a lo que han hecho estos juegos. No cambiar por completo la fórmula, sino simplemente añadir capas de profundidad no vinculantes, de manera que cada uno pueda sumergirse hasta donde más le apetezca. Por poner algunos ejemplos, podrían buscar una historia que sin necesidad de ser tremendamente compleja, de verdad enganche y sea algo más que un patrón constante que se repite en cada generación añadiendo los mínimos cambios posibles. Tal vez añadir también secretos que expliquen más sobre el mundo y el lore de la saga, dándole un poquito más de profundidad al universo. Otra opción sería añadir algo de variedad a los combates. Sí es cierto que la comunidad ha ido desarrollando maneras alternativas de jugar (el desafío Nuzlocke es una de las más famosas) y está muy guay que un juego dé pie a que los usuarios creen este tipo de modos de juego, pero al fin y al cabo esto no deja de ser un reflejo de que los fans buscan en Pokémon más de lo que se les ofrece, y como no lo reciben por parte de la compañía, se lo tienen que inventar ellos.

Cabe destacar que el inmovilismo no es total. Aunque no siempre den en el clavo con los cambios, hay que reconocer que las novedades que van añadiendo con cada nueva entrega, unido a las cada vez más importantes funciones de conexión entre jugadores van dando pequeños soplos de aire fresco a la saga. Creo que el género del RPG ha madurado lo suficiente para que no tenga que dividirse únicamente en juegos difíciles para jugadores hardcore y experiencias facilotas para los beginners. Además, con la creciente influencia de los videojuegos en la sociedad del siglo XXI, la mundial fama de Pokémon y la siempre disponible opción de acceder a juegos anteriores de la saga, veo menos necesario que nunca mantener como pilar principal la idea de la simplificación del género.

Imagen relacionada
Uno de los cambios más notorios durante la saga ha sido el aspecto físico.

Tal vez la saga se ha quedado demasiado atascada en un modelo que, aunque sigue funcionando, ha quedado un poco anticuado y necesita cierto nivel de actualización. No obstante, tanto los intentos de innovación en los últimos títulos de la saga como la tendencia de Nintendo por dar un giro de tuerca a sus IPs en su nueva consola me tienen más esperanzado que nunca. En cualquier caso, tengo mucho que agradecerle a Pokémon. Si no fuese por esta saga, tal vez hoy no estaría aquí ni sería quien soy, así que no quisiera acabar este texto sin dedicarle mis máximos respetos y mi más sincero agradecimiento. Espero que algún día pueda llegar a hacerme con todos.

¡Muchas gracias a todos por leerme y espero que os guste! Como siempre, estaré encantado de leer vuestros comentarios, sugerencias, recomendaciones o anécdotas.

¡Feliz día!

Pokémon TV Show

Anuncios

Un comentario sobre “POKÉMON Y LA FÓRMULA DEL ÉXITO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s